6 recomendaciones para mantener tu Škoda en óptimas condiciones durante el verano

6 recomendaciones para mantener tu Škoda en óptimas condiciones durante el verano

taller-jr-valle-mecanicos-profesionales

Comienza la época en la que un mayor número de desplazamientos se producen en nuestro país debido a las vacaciones de verano. En J.R. Valle, tu concesionario de Škoda en Valencia, queremos aprovechar antes de que recorras largas carreteras con tu vehículo Škoda para ofrecerte una serie de recomendaciones acerca del mantenimiento del coche. Ponemos nuestro granito de arena para contribuir a la seguridad vial y minimizar los percances que te puedan surgir.

Estas son nuestras 6 recomendaciones que te permitirán desplazarte sin ningún problema este verano. Pero no lo olvides, los conductores debemos poner de nuestra parte durante todo el año para mantener nuestro Škoda en óptimas condiciones de circulación.

Controla el nivel de aceite de tu Škoda

El desgaste normal y lógico del motor implica la aparición de pequeñas partículas que se desprenden de los componentes y van a parar al lubricante. La misión del filtro de aceite es retener esas partículas que pueden dañar gravemente el motor. Es necesario hacer un control periódico del nivel de aceite, pues el aceite viejo atasca las partes críticas del vehículo.

visita-taller-seat-jr-valle

La frecuencia normal del cambio de aceite dependerá del modelo pero suele oscilar entre los 4.500-9.000 kilómetros. Trata de no pasarte de este intervalo ya que el aceite podría quedarse demasiado viscoso y no cumpliría bien su función. No olvides llevar en el maletero todo lo necesario para poder hacer el cambio de aceite de tu Škoda (garrafa de aceite, embudo, un paño, etc.).

Cambia los filtros del aire de tu Škoda cuando sea necesario

Para saber si debes o no cambiarlo, comprueba si la luz pasa a través del filtro sacudiéndolo ligeramente, en caso contrario lo tendrás que cambiar. Si mientras conduces aprecias una pérdida de potencia, también deberás cambiarlo.

Es importante revisar el filtro del aire en cualquier operación de mantenimiento que se haga. Si este verano circulas habitualmente por caminos de tierra o polvorientos, deberás revisarlo con mayor frecuencia que si lo haces por ambientes más limpios. Se debería realizar aproximadamente entre cada 10.000 y 15.000 kilómetros aunque pueden existir condiciones climatológicas que hagan que este cambio se realice en un menor tiempo.

Debes estar atento al desgaste de los neumáticos de tu Škoda

Controla periódicamente los índices de presión establecidos por el fabricante. Deberás estar muy pendiente de la aparición de vibraciones, ruidos, cualquier desgaste anómalo o comportamiento extraño en el caso de alguna frenada.

herramientas-taller-jr-valle

Es recomendable que visites tu taller Škoda al menos una vez al año si los neumáticos tienen más de cuatro años o no han superado los 14.000 kilómetros. En caso de haberlos superado, acude antes.

Ten cuidado al cambiar el líquido anticongelante de tu Škoda

Este líquido permite que la temperatura de tu vehículo Škoda esté en sus niveles óptimos. Sobre todo en estos meses de verano con temperaturas tan altas. En caso de no permitir una correcta refrigeración del coche, este se calentaría demasiado y se podría incluso gripar el motor.

Trata de revisarlo periódicamente y de mantenerlo entre sus niveles máximo y mínimo que aparecen en la parte exterior del vaso de llenado. Y muy importante, nunca lo hagas cuando el motor esté caliente porque podría salpicarte y dañar tu piel.

Revisa regularmente la iluminación de tu Škoda

Las luces te permitirán ver y al mismo tiempo ser visto. Es importante comprobar todas las luces mensualmente (cruce, carretera, marcha atrás y antiniebla) y mantener limpia su superficie exterior, que esté libre de cualquier tipo de suciedad. En caso de algún tipo de irregularidad, acude lo antes posible a tu taller Škoda.

banner-taller-seat-jrvalle

Trata de cuidar los frenos de tu coche Škoda

Unos frenos en mal estado implican una reacción más lenta ante una emergencia. El desgaste depende mucho del tipo de conducción que hagamos con el vehículo Škoda y el medio natural por el que rodemos.

Es importante que los frenos sean revisados una vez al año. Ten en cuenta que es muy difícil detectar el deterioro a no ser que se aprecie con claridad (se va el coche para un lado, chirridos, algún ruido, etc.). En este caso deberemos acudir antes al taller.

Esperamos que estas recomendaciones te ayuden con el mantenimiento de tu vehículo Škoda para este verano pero recuerda que también deberás tenerlas en cuenta el resto de los meses del año. No dudes en pedir cita previa en nuestro taller J.R. Valle para revisar y corregir cualquier cosa que tu coche necesite.

Deja una respuesta